mugarri-decoracion-apartamento-homestaging-plentzia-bizkaia 01

HOME STAGING – EL LAVADO DE CARA DE TODA LA VIDA

Hoy en día nos vemos rodeados de anglicismos que, a fuerza de ser sincera, la mitad de ellos no sé ni que significan. Follower, coworking, work in progress, bla, bla, bla… y lo curioso de ello es que como desconozcas su significado te sientes como fuera de lugar. Supongo que esto es lo que nos han traído los avances en comunicación y la globalización que nos ha barrido en estos últimos años.
En el mundo de la decoración, como no podía ser menos, tenemos los nuestros: chill out, led, vintage, DIY… que dentro de lo que cabe, son conocidos y entendibles. Pero la cosa se está empezando a complicar y muestra de ello es el HOME STAGING ¿Qué me decís? ¿Qué significa? Pues bueno, yo os lo cuento. El HOME STAGING viene siendo lo que llamamos de toda la vida: “lavar la cara a algo”.
En este caso, se lava la cara a una casa, vivienda, apartamento, chalet… con el fin de que su venta o alquiler sea lo más rápida y fructuosa posible. La idea es transformar los espacios en más bonitos, más acogedores, más atractivos con el menor coste posible para su dueño.
Pues bien, os traigo mi último trabajo en el que hemos sido contratadas para realizar un lavado de cara a un apartamento vacacional situado en uno de los pueblos costeros de Bizkaia, Plentzia.
Como vereis se trata de un pequeño apartamento que consta de salón-comedor, habitación principal, baño y cocina. La cocina y el baño debían de mantenerse en su estado actual ya que teníamos que ser conscientes de que la inversión debía de ser mínima. Es por ello que nos limitamos a decorar dichos espacios con pequeños elementos decorativos: unos botes, unos cuadros, unas flores… son algunos de los elementos que nos sirvieron para darle un pequeño toque a estas dos estancias. Sin embargo tanto en el salón como en la habitación pudimos jugar un poco más.

En la habitación principal optamos por reutilizar el cabecero que existía colocándole unas mesillas asimétricas. En un lado una estantería y en el otro una mesita redonda. Los stores no funcionaban pero gracias a nuestro montador, los arreglamos.

Teniendo en cuenta que, como ya os hemos contado, estábamos en un pueblo con mar, la gama cromática la queríamos relacionar con él. Por esa razón elegimos el azul marino y el turquesa, como colores predominantes, combinándolos con el blanco y arena, como colores base.

Basándonos en esta elección, en la habitación principal optamos por colocar un papel pintado de rayas blancas y turquesas en la pared del cabecero. El resto de las paredes las pintamos en un tono arena. Para vestir la cama, elegimos un edredón blanco combinándolo con un textil en turquesa, azul marino y blanco. Los detalles decorativos también los elegimos en esa gama.

Para lavar la cara al salón decidimos dejar el sofá que existía, ya que encima quedaba genial con nuestra elección de colores, ya que era de color azul marino. El mobiliario, tanto de la zona de TV como de la de comedor, lo eliminamos y lo sustituimos por otro mucho más ligero y actual.

Tanto la pared que enmarca la zona del comedor, como la de la zona del sofá, las empapelamos con un bonito papel decorado en color blanco y turquesa. Al igual que hemos hecho en la habitación, colocamos unos bonitos cojines combinando los colores de la gama cromática elegida, que junto con pequeños toques decorativos al tono completaban la estancia. Aprovechamos también la alfombra, que encima nos quedaba genial tanto en espacio como en color.

ANTES
DURANTE
DESPUÉS

Acompañando a todo ello hicimos algunos cambios en la iluminación que cerraron el círculo perfectamente. Colocamos unas lámparas muy especiales en la zona de la mesa del comedor con bombillas tipo Edison, un bonita lámpara de techo en color blanco en la habitación, y todo ello acompañado por diferentes lámparas de pie y sobremesa hacen un ambiente superacogedor.
Como dato deciros que la idea inicial de su dueño era el alquiler, pero al poner las fotos en varias inmobiliarias, las ofertas de compra le llovieron, con lo que al final optó por esta solución. Sin evitar que le diera pena desprenderse de la propiedad ya que estaba encantado con el resultado que le habíamos realizado.

Mugarri tip:

Como consejo deciros que si estáis en la tesitura que os hemos enseñado en este proyecto, contactéis con un profesional, darle un precio cerrado y dejarle trabajar. Es la mejor manera de dar una solución a ese piso que no te genera más que gastos, que lo tenéis en inmobiliarias desde hace tiempo y no hay manera de darle una salida. Dejaros asesorar porque estoy segura de que el final merece la pena.

PERSIGUE TUS SUEÑOS CON MUGARRI ¡ESCRÍBENOS!

Cerrar menú