Una habitación para un recién nacido
Igorre (Bizkaia)

Nuestra clienta estaba a punto de dar a luz y quería una habitación especial para su bebé. Teníamos que aprovechar al máximo el espacio disponible, ya que la habitación no era excesivamente grande.
Para la gama cromática tanto del revestimiento, como del mobiliario el color principal es el blanco y a ello le acompañamos con toques en madera de roble, verde, musgo, nácar y marrón.
Para el mobiliario decidimos colocar un gran armario fabricado a medida con mucho sitio de almacenaje, un escritorio con vistas al futuro, un chifonier y una cama compacta con cajones para su mayor aprovechamiento con una segunda cama en la zona de abajo. Todo ello acompañado de una cálida iluminación mediante un plafón en el centro del dormitorio y un par de apliques.
Nuestra clienta quedo encantada. ¿Que os parece el resultado final?

Año del proyecto

2018